Cómo tener más confianza en uno mismo (y los beneficios que esto te traerá).

0 comentarios

¡Hola! Aquí Pauline de nuevo, esta vez con un tema para reflexionar un poco.

Te quiero hablar de algo que para mí es fundamental en todos los ámbitos de la vida, pero que en lo profesional puede marcar toda la diferencia. Te hablo de la autoconfianza y de cómo esa seguridad en ti mismo puede impulsarte a llegar más lejos, o por el contrario, boicotearte por completo.

¿Eres una persona segura de ti mismo o, al contrario, tu miedo a fracasar te hace perder todo tipo de oportunidades?

Si no te ha pasado a ti, seguro conoces a alguien. Resulta que hay personas muy capaces pero que a la hora de demostrarlo el miedo los paraliza, y otros (tal vez menos capaces que ellos) terminan logrando sus objetivos en su lugar. Puede pasar en cualquier trabajo, o en cualquier ámbito de la vida en general. El no sentirte merecedor de algo como un puesto más alto al que podrías llegar con tu capacidad, la persona que te gusta, la casa hermosa con la que sueñas, etc. puede estar poniendo sobre la mesa la falta de confianza en ti mismo.

Ahora bien, ¿qué es exactamente la autoconfianza?

Tener confianza en ti mismo es creer que tú eres capaz, no como una forma de superioridad sino de una forma realista. Si otro pudo, tú también puedes. Y si alguien no ha podido, lo puedes intentar, y tal vez seas el primero. Básicamente es poder enfrentar las situaciones de la vida con seguridad y tranquilidad, aún sabiendo que puedes fracasar, y que incluso eso es parte del éxito de cualquier cosa. No se acaba el mundo, siempre puedes volver a empezar.

La autoconfianza es uno de los mejores amigos que tendrás en tu vida, y es algo en lo que se puede trabajar y que puedes construir incluso si eres la persona más insegura del mundo. Esa es la buena noticia.

Tampoco nos engañemos, es casi imposible sentirse confiado todos los días de tu vida. Obviamente, hay muchas situaciones que pueden hacerte sentir inseguridad, pero todo va a depender de lo rápido que te repongas. Recuerda, puedes empezar de nuevo, probar otra cosa, conocer a alguien más, o trabajar tanto en ti mismo y en tu crecimiento personal que lo que esperas simplemente llegará solo.

La autoconfianza se puede construir desde cero, y se puede potenciar también.

Uno de los mejores ejercicios para trabajar en tu seguridad es hacer algo que tú mismo consideras que no puedes hacer. Para esto, reconoce tus puntos débiles, aquellas cosas por las que sientes que has perdido oportunidades, o esas características que admiras en los demás pero en tu mente piensas que nunca tendrás.

Debes tirarte a la piscina y hacer algo que consideres que “una persona como tú” nunca podría hacer. Piensa una cosa: incluso las personas más seguras de sí mismas tienen malos días. No esperes a sentirte confiado. Hazlo, y la confianza llegará en el camino.

Olvídate de todas las cosas que pueden haber afectado tu autoestima, pueden haber sido tus padres o una expareja, o simplemente, siempre tuviste autoestima baja. Olvídate de eso, puedes decidir hoy mismo contarte otra historia en tu mente. La gente verá lo que tú les quieras mostrar. Aparenta ser seguro, y al final terminarás siendo seguro de ti mismo. Actúalo hasta que te lo creas.

Trabaja en ti mismo cada día de tu vida.

Invierte tiempo, y dinero cuando sea necesario, en ti. Porque no se puede construir sobre el aire, es mejor hacerlo sobre bases sólidas. Pero tampoco estés en la eterna espera. Olvídate de las frases como “cuando esté preparado”, “si yo supiera hacer tal cosa”, “estoy esperando el momento ideal”. Hay una frase que me encanta, y que incluso la tengo escrita en un papel en mi escritorio: “Muévete y el camino aparecerá”. Trabaja en tí, pero ve haciendo mientras. Anímate a postular a ese trabajo que tanto quieres, escríbele a la persona que te gusta, pídele una reunión a tu jefe para comunicarle tus ganas de postular a ese nuevo puesto. Hazlo, y las cosas se irán dando. Si no se dan las cosas como esperabas, bueno intenta de nuevo en otro momento o con un próximo objetivo. Por ley de probabilidades, en algún punto acertarás. Así es que quédate tranquilo.

Rodéate de personas que te inspiren, que te impulsen hacia arriba, que contagien ganas de progresar. Lee libros de desarrollo personal, mira videos de YouTube motivadores. Cuéntate la historia que quieras en tu cabeza, y eso es finalmente lo que acabará ocurriendo. Si no fíjate cuantas personas han terminado siendo muy exitosas habiendo partido de cero.

Haz ejercicio físico. Las endorfinas que se generan durante la práctica de cualquier ejercicio te dan una sensación de felicidad natural. Al mismo tiempo eliminamos cortisol, también llamada “la hormona del estrés”. Y mirarte al espejo y sentirte a gusto contigo mismo te genera confianza de manera inmediata. No te compares con nadie, fíjate cuánto vas progresando y disfruta el proceso.

¿Sabes lo que es un alter ego?

Un alter ego es una personalidad que tú mismo crearás (puede ser un personaje inventado o puede ser alguien a quien admires mucho). Esta personalidad es la que utilizarás en cualquier momento que necesites simplemente poniéndote en el lugar de cómo actuaría esa “persona”. Para esto, debes definir todos los rasgos y características que tiene, tanto mentales como físicas (cómo piensa, cómo siente, cómo es su apariencia, todo). Y cada vez que tienes que enfrentarte a una situación simplemente te pones en los zapatos de esta “persona” (tu alter ego) y actúas como actuaría él/ella.

Te doy algunos ejemplos: el múltiple campeón en el mundo del tenis, Rafael Nadal, pasa cinco minutos frente al espejo entrando en su alter ego antes de cada partido. Él describe a tu alter ego como un ser “implacable”, es diferente a su personalidad “real”, y fíjate tú mismo cómo le ha ido de bien a Rafa Nadal en su carera. Beyoncé, una de las cantantes más famosas y mejor pagadas en toda la historia de la música,  hizo público su alter ego, "Sasha Fierce" (Sasha la feroz), en The Oprah Winfrey Show, el programa de entrevistas de la famosa presentadora estadounidense, en 2008. Ella dijo “es como un personaje que creé a lo largo de los años. Sasha era feroz por su nombre, feroz por naturaleza, y podía recurrir a ella en esos momentos en los que necesitaba ser valiente”. Su alter ego aparecía cuando escuchaba a la multitud; cuando se ponía nerviosa. "Sasha Fierce aparece en mi postura y en mi forma de hablar", dijo la intérprete.

Imagínate lo mucho que puede hacer tu alter ego por ti.

Ahora ya sabes, puedes comenzar a jugar desde hoy mismo y te sorprenderás con los resultados. Lo mejor, es que cada día tendrás ganas de ir un poco más allá.

Cuéntame qué te parece todo esto, me encantaría leerte y saber qué piensas.

¡Te leo!

Hasta la próxima.

 

 

Dejar un comentario

You have successfully subscribed!
This email has been registered